9 de agosto de 2016

Castillo de Coca - Segovia - España


Comienzan las fiestas en la localidad segoviana de Coca, a partir del 15 de Agosto, pero en la vispera podrás disfrutar de sus pasacalles, peñas y del magnífico ambiente que se gestará en sus calles. Ven y disfruta.


El castillo de Coca es una fortificación de la localidad de Coca (Segovia, Castilla y León); fue construido en el siglo XV y está considerado por su propio municipio una de las mejores muestras del gótico-mudéjar español.

 


Su sistema defensivo consta de tres partes: el foso y dos recintos amurallados con torreones. Además, dispone de un puente defensivo sobre el foso, que conduce al primer recinto amurallado; tras él, se registra una puerta rejada que lleva al patio de armas.

8 de agosto de 2016

Cuevas el Soplao Cantabria España

Cuevas El Soplao
Precio 12 €, la entrada general. Se necesita pedir cita. 902 82 02 82. Una recreación de tren minero nos traslada, a través de la galería minera de la Isidra, hasta llegar a la cueva. Una vez allí, se realiza un circuito a pie a través de las galerías y salas de La Gorda, Los Fantasmas, Mirador de Lacuerre, Centinelas y Ópera.

Vistas desde Cafeteria del Soplao
 La narración explicativa introductoria, la iluminación, los colores, los efectos acústicos y musicales, y la atmósfera que se respira harán del recorrido de 1 hora un recuerdo inolvidable. A la experiencia geológica se une la minera: galerías y arqueología industrial mineras. Se trata de una visita apta para todo tipo de público adaptada para personas con movilidad reducida. La cueva se encuentra adaptada para el paso de personas con movilidad reducida (el 90% del recorrido se puede realizar en silla de ruedas).

La cueva está incluida en las guías "Monumentos, museos y puntos de interés turístico accesibles para todos" y "Espacios y actividades en la naturaleza accesibles para todas las personas" de la Plataforma Representativa Estatal de Discapacitados Físicos (PREDIF). Los niños hasta los 12 años y las personas que necesiten sillas de ruedas deberán ir acompañados.

 
No está permitida la entrada de sillitas infantiles, la empresa facilita mochilas portabebés. Se recomienda el uso de calzado cómodo y ropa de abrigo. La temperatura interior es de unos 12 ó 13 ºC


29 de julio de 2016

Catalañazor - Soria - España

Todo en Calatañazor tiene sabor tradicional de remotas centurias y atestigua el paso de los siglos como si éstos lo hubieran hecho medrosos y de refilón, sin querer hacerse notar: calles empedradas con canto rodado, casas con desplomadas paredes de tapial de barro y paja o tosca mampostería de piedra, estructura y trabazón confiada a irregulares rollizos de enebro, puertas protegidas por postigos de media altura, cubiertas de teja sobre las que se alzan las genuinas chimeneas cónicas pinariegas.
Un conjunto prototípicamente medieval en su interior y no menos en su exterior, rodeado como está de recia muralla cuyos lienzos y cubos cubren todo su perímetro, con excepción del flanco oriental.

La etimología del actual topónimo de Calatañazor lo haría provenir del árabe Qal`at an-Nusur (قلعة النسور), que puede ser traducido por «Castillo de las Águilas». En atención al origen árabe de su denominación cabría pensar que también lo es el de la población; mas, no. El poblado se remonta a unos diez siglos atrás, aunque no en su presente ubicación.


28 de julio de 2016

Santa Maria de Lebeña - Cantabria

Santa Maria de Lebeña
pincha en el enlace y descubre su historia.
Santa María de Lebeña es sin duda la joya arquitectónica del municipio y una de las más representativas del arte mozárabe en España. La iglesia se encuentra situada en una pequeña elevación del terreno, entre viñedos, prados y tierras de labor, separada del núcleo principal del pueblo de Lebeña y cercana al río Deva.

Se desconoce la fecha exacta de la construcción de la iglesia; no obstante, existen en el Cartulario de Santo Toribio dos documentos fechados en el año 925; uno considerado apócrifo y otro donde los condes Alfonso y Justa donan a Santa María de Lebeña lo que poseen en dicha villa en heredades, ropas y utensilios de iglesia. Existe una leyenda según la cual el conde Alfonso, con un ejército de cincuenta hombres, quiso llevar a la ermita de San Román y por la fuerza las reliquias depositadas en el monasterio de San Martín, posteriomente denominado de Santo Toribio y ocurrió que al abrir la cripta quedaron ciegos. Al recuperarla la vista, arrepentido, el conde Alfonso mandó construir la iglesia de Santa María y la donó al monasterio de San Martín.
Posterior de la Iglesia

El edificio de la iglesia de Santa María de Lebeña se compone de tres naves; la central, más ancha y de una mayor elevación que las laterales, excepto en pies y cabecera. Las naves se encuentran cubiertas con bóvedas de cañón, independientes entre sí y separadas por pilares compuestos de un núcleo rectangular al cual están adosadas las columnas que sirven de apoyo a fustes cilíndricos, que llevan capiteles de tipo corintio, con decoración vegetal y una especie de collar circular con figura de soga tallada helicoidalmente. Sobre los capiteles descansan cimacios en forma de tronco de pirámide invertida, sobre los cuales se apoyan los arcos de herradura, característicos de esta construcción y que se encuentran en todo el conjunto de la iglesia, excepto en el arco triunfal, que es de medio punto peraltado, y en las capillas laterales de la cabecera que son de medio punto sin peralte.

Posterior de la Iglesia
El frontal del altar mayor está ocupado por una losa de gran tamaño que formaba parte del antiguo suelo y que apareció al realizarse obras en el interior de la iglesia, en el año 1971. A ser levantada la losa dejó a la vista unas interesantes tallas cuya representación más destacada es un símbolo solar en movimiento. Pudiera tratarse de un antigua estela celta.

El retablo principal de la iglesia se construyó en el año 1731 y es de estilo barroco. En la parte superior se puede contemplar un Calvario del siglo XVIII; en el centro, un Cristo crucificado; a la derecha, San Juan y a la izquierda, la Virgen. La cúspide del retablo es rematada por la cabeza de un ángel. La hornacina central del retablo estaba ocupada por la Virgen de Santa María o de la Buena Leche, talla del siglo XV y una de las más bellas imágenes del gótico de Cantabria. La talla fue robada el 4 de noviembre de 1993, además de una Purísima. Ambas imágenes han sido reemplazadas por reproducciones realizadas por el sacerdote lebaniego Benito Velarde.

En el cuerpo inferior del retablo se contempla un Sagrario, con Cristo resucitado, y las figuras de San Pedro y San Pablo.

Torre - Campanario
Hay otro retablo construido en 1584 en la capilla lateral derecha y que en su hornacina central tiene una imagen con corona de la Virgen del Rosario, del siglo XVIII. Finalmente, en la capilla que se encuentra a la izquierda de la entrada principal al templo, hay otro retablo del XVII con imágenes de San Roque y de Santa Cecilia, del siglo XVII. Hay a la entrada de la iglesia una benditera muy antigua sobre base cuadrada y fuste, de difícil datación cronológica.

La actual puerta de acceso se sitúa en la fachada sur o de mediodía y fue abierta en el año 1794, según se puede leer en el frontispicio de la puerta. La obra se hizo para suplir la antigua puerta del muro oeste, muy azotada por los temporales.

Los muros exteriores son de mampostería, a excepción de los esquinales, que están tallados sobre grandes piedras. En dichos muros existen estrechas ventanas abocinadas en su interior, que permiten entrar la luz en el templo. Los aleros, que es otra de las partes que caracterizan el estilo de la iglesia de Lebeña, están compuestos de una serie de losetas sobre canecillos labrados en sus caras laterales con elementos decorativos. En el recinto exterior, y separada de la iglesia, se construyó una torre en el año 1896. También podemos contemplar un magnífico ejemplar de tejo, catalogado como árbol singular, y un olivo.

La iglesia mozárabe de Santa María de Lebeña fue declarada monumento nacional el día 27 de marzo de 1893.

NO te van a dejar sacar fotografias en el interior, pero por el módico precio de 1 €, merece la pena las explicaciones de la persona que custodia el interior de la Iglesia, si no lo haces te arrepentiras.